Atacando el problema de raíz: Consejos para eliminar los antojos de azúcares.

Home/Ganancias/Atacando el problema de raíz: Consejos para eliminar los antojos de azúcares.

Atacando el problema de raíz: Consejos para eliminar los antojos de azúcares.

La gran mayoría de los problemas de la salud, condiciones, malestares y dolores encuentran su origen en el alto consumo de diversos tipos de azúcares (fructosa, azúcar refinada, sucralosa, glucosa, etc.), cuyo consumo anual por persona ha aumentado de 5 a 75 kilos en los últimos 200 años; y es que al combinarse con grasas, sales, saborizantes y otros químicos obtenemos alimentos literalmente adictivos.

Muchos estamos conscientes de los males provocados por los azúcares, pero dejarlos es una tarea casi imposible, ya que se ha comprobado que pueden ser más adictivos que drogas como la cocaína.

A continuación encontrará consejos para acabar con la dependencia y antojos producidos por azúcares:

ACEITE DE COCO:

Este aceite es un poderoso aliado contra los antojos de azúcares refinadas y jarabe de maíz rico en fructosa, una cuchara de este producto al día es más que suficiente para empezar la batalla contra estas sustancias. Rico en grasas saludables, tan pronto como ingrese a tu organismo, el aceite de coco irá directamente a tu hígado para ser usado como fuente de energía: un excelente forma de erradicar las adicciones a estos productos tan dañinos.

SALES Y MINERALES VS AZÚCARES:

Al igual que sucede con la grasa, hoy en día se ha descubierto que existen sales buenas y malas; de hecho, estudios recientes indican que es posible confundir los antojos por azúcares con la necesidad de nuestro organismo por sales y minerales vitales para su funcionamiento, como el magnesio, potasio, calcio y bicarbonato de sodio.

La próxima vez que el antojo por azúcar te haga una visita, prueba disolviendo media cucharadita de bicarbonato de sodio puro en 300 ml de agua.

¿Qué clase de brujería es esta?

CUIDADO CON EL DESAYUNO:

¿Te has preguntado por qué el antojo por el azúcar nos persigue todo el día?

Porque nos levantamos con el pie izquierdo al momento de preparar el desayuno. Si empezamos nuestro día con un mal desayuno, el azúcar en la sangre se convierte en un desastre.

Evita alimentos que contengan azúcar como harinas, cereales, granos, lácteos, yoghurt. Elige grasas y proteínas de calidad para evitar los picos de azúcar y limitar nuestros antojos.

ENRIQUECE TU VIDA CON CANELA:

La canela es un acompañante perfecto en  el desayuno.  Prepara tú mismo la  leche de almendra y agrégale canela o simplemente prepáralo como té.  La canela  ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre, estabilizando nuestra energía y estados de ánimo. Además es alcalino y antiviral, ayudando a mantener un colon saludable, prevenir la formación de coágulos en la sangre y controlar el colesterol

DORMIR LO SUFICIENTE:

La falta de un buen sueño aumenta las hormonas del hambre,  disminuye las hormonas supresoras del apetito y provoca enormes deseos por consumir azúcar y carbohidratos refinados.

HACER EJERCICIO:

El ejercicio cardiovascular es una de las mejores “curas” para los antojos, ya que tras hacerlo los niveles de insulina se reduzcan en gran medida, llevándose consigo a los antojos por el azúcar y demás carbohidratos.

DESHAZTE DE LOS AZÚCARES LÍQUIDOS:

Cualquier forma de azúcar líquida es peor que la comida sólida.

¿Por qué? El azúcar sin fibra y contenido sólido resulta más dañina para el organismo, atacando de forma agresiva el hígado, y llevando a la acumulación de grasa. Básicamente, cuando bebes azúcar (en especial la fructosa) sin fibra, tu cerebro no recibe señales de que las calorías han sido ya consumidas.

El cuerpo NO registra esas calorías, provocando hambre y antojos por aún más azúcar: un terrible ciclo vicioso provocado por sodas, jugos, alcohol, bebidas energética, te endulzado, café y muchas otras.

NO EXCEDAS EL CONSUMO DE FRUTA:

Actualmente existe un caluroso debate sobre la fruta, la fructosa y la cantidad de fruta necesaria para ser saludable. La mayoría de las frutas no ayudan a la formación de alcalinos, a excepción del limón, lima, aguacate, tomate y toronja, que tienen bajo contenido de fructosa sin perder sus propiedades alcalinas.

Por muchos años, la industria de los alimentos nos ha vendido la idea de la fructosa como el azúcar “nutritiva”. Esto es falso; sin embargo, la fructosa presente en una fruta fresca es diferente a la presente en jugos frescos o procesados.

By | 2015-08-27T12:21:49+00:00 diciembre 4th, 2014|Ganancias|0 Comments

About the Author: