Claves nutricionales para tratar la depresión.

Home/Ganancias/Claves nutricionales para tratar la depresión.

Claves nutricionales para tratar la depresión.

La depresión debe afrontarse desde diversas áreas: la psicológica, la terapéutica y la nutricional. Necesitamos unas pautas emocionales que nos ayuden a vencer ese estado, unas estrategias conductuales con las que poder encontrarnos mejor. Para que no descuides tu alimentación, y desde nuestro espacio deseamos darte unas pautas.

¿Qué carencias existen cuando padecemos una depresión?

El cuerpo necesita de unos nutrientes esenciales para mantenerse en un estado saludable. Así, debemos saber que cuando padecemos una depresión, corremos el riesgo de descuidar nuestra alimentación y contraer de este modo unas carencias nutricionales que nos pueden sumir aún más en la enfermedad.

Veamos ahora qué carencias tiene nuestro cuerpo cuando tenemos una depresión:

Bajada de la serotonina, un neurotransmisor regulado por el triptófano. Son muchos los alimentos que disponen de triptófano y que pueden ayudarnos a elevar la serotonina. Cuando estamos deprimidos este neurotransmisor baja, y es entonces cuando tenemos problemas de sueño, cansancio, malestar, apatía, tristeza…e incluso nuestra resistencia al dolor es menor cuando estamos deprimidos debido a este factor. En esencia, sufrimos más.

Una déficit de proteínas. Algo también evidente, estamos algo más débiles y más cansadas. Pero hemos de ir con cuidado y consumir ante todo las proteínas justas y sobre todo, las de origen vegetal.

Déficit de distintas vitaminas: sobre todo vitamina D y las referentes al complejo vitamínico del grupo B. Son muy importantes para recurperar el ánimo y la fortaleza, para descansar mejor y sentir los músculos y los huesos más fuertes.
Pero veamos ya qué tipo de nutrición debes seguir para mejorar tu depresión.

¿Qué alimentos debo tomar?

1. Una dosis adecuadas de proteínas

No las descuides ningún día. ¿Qué tal si empezamos con un desayuno bien proteico? Un tazón de avena, un huevo y un batido de frutas. Sería sin duda algo perfecto. Puedes tomar por ejemplo en tus almuerzos o cenas ricos pescados, carne magra como la de pollo o pavo, frutos secos como las nueces, también frijoles o lentejas, arroz integral, quinoa… como ves tienes muchas opciones.

Pero ante todo, evita las harinas refinadas, los hidratos de carbono refinados como  el pan blanco y los dulces.

2. Eleva tu consumo de magnesio

El magnesio es esencial, un elemento básico para si deseas ir superando poco a poco tu depresión. ¿Y por qué es tan importante el magnesio en nuestra dieta para encontrarnos mejor? Porque nos ayuda a conseguir un sueño profundo y reparador, porque regula y aumenta la serotonina, esencial para mejorar nuestro ánimo y nuestro humor. Vale la pena por ejemplo tomar suplementos de magnesio que puedes encontrar en farmacias y tiendas naturales. Puedes encontrar pequeñas dosis de magnesio en alimentos como la soja, el arroz integral, las nueces, almendras, pipas de girasol, avellanas o levadura de cerveza…

3. La importancia del Calcio en tu dieta

Puede que no lo sepas, pero cuando padecemos depresión o incluso el estrés, bajan nuestras dosis de calcio en el cuerpo. Es importante que tomes suplementos de calcio, o alimentos ricos en calcio. No descuides por ejemplo el consumo de brócolis, son buenísimos.

4. La clave de la Vitamina D

Son muchos los estudios que nos indican que aumentar las dosis de vitamina D en nuestro organismo, nos ayuda a encontrarnos de mejor ánimo, disponer de más fuerza y motivación. Pero ¿cómo podemos obtener la esencial Vitamina D? Mediante el hígado de bacalao, es buenísimo y muy sano. Su secreto se basa ante todo en dos tipos de ácidos, el ácido docosahexaenoico y el eicosapentaenoico. Si estos elementos están bajos en nuestro cuerpo, somos tendentes a padecer una depresión.

El  Aceite de hígado de bacalao también es anti -inflamatorio, un tónico del sistema nervioso central y nos ayuda a regenerar las paredes neuronales. ¿Quieres conocer otro modo fácil y económica? Toma el sol, nos basta con unos 15 a 20 minutos al día.

5. La necesidad de cubir los déficits de las vitaminas del complejo de vitamina B

Las vitaminas del grupo B, son básicas para nuestro sistema nervioso central, para encontrarnos mejor y para mejorar nuestro estado de ánimo. Son aliadas para vencer nuestra depresión. Puedes encontrar ese complemento vitamínico en farmacias y tiendas naturales. Bien es cierto que hay muchos alimentos que nos pueden aportar una pequeña cantidad de estas vitaminas, como pueden ser todos los vegetales de hojas verdes, pero los complementos de las farmacias pueden ser realmente una ayuda muy útil. Pregúntale a tu médico.

4 . Mantén hábitos saludables y pautas de alimentación adecuadas

Intenta comer siempre a las mismas horas, recordando ante todo, que tu desayuno es esencial, ahí donde obtener las primeras dosis de vitaminas y proteínas. Bebe abundantes jugos naturales y prescinde de las comidas muy dulces y los azúcares.

No descuides tomar avena y plátanos, son ricos en triptófano y magnesio y te serán de gran ayuda. También nos indican los expertos que el consumo de patatas, también nos será de gran ayuda. En la cena por ejemplo, unas patatas al horno con un poco de aceite de oliva te hará sentirte muy bien.

Toma el sol, cena dos horas de ir a dormir, come siempre en compañía e intentando disfrutar de cada instante. Verás que con optimismo e ilusión, puedes vencer tu depresión. ¡Tú lo vales!

By | 2014-09-29T16:54:57+00:00 septiembre 29th, 2014|Ganancias|0 Comments

About the Author: