Consejos naturales para mejorar la circulación.

Home/Ganancias/Consejos naturales para mejorar la circulación.

Consejos naturales para mejorar la circulación.

Las personas alrededor del mundo que padecen de  circulación sanguínea inadecuada son muchas, sin embargo esta condición se presenta con más frecuencia en la población femenina, afectando especialmente a aquellas mujeres en estado de embarazo, pues los cambios hormonales hacen que la circulación se vea perjudicada.

De igual manera, una deficiente circulación sanguínea puede ser el claro síntoma de problemas relacionados con  presión arterial alta y enfermedades cardíacas.

Aunque al  tener sospechas de presentar problemas circulatorios se debe recurrir al médico, hay métodos y recomendaciones que se pueden llevar acabo y mejorarán notablemente la fluida circulación sanguínea.

La mala circulación suele dar señales claras durante su aparición, los signos más claros de esta son dolorosos calambres en las extremidades como en los músculos de las piernas y pantorrillas, pies y manos frías, sensación de cansancio, mareos y calambres que generalmente aparecen en horas de la noche.

Los problemas circulatorios aparecen por diversos motivos, pero el más influyente es la perdida de elasticidad que permite a los vasos sanguíneos adaptarse a los niveles de la presión existentes generados por el corazón; además del exceso de sal,  falta de hidratación, altos niveles de colesterol en la sangre y una dieta pobre en fibras. Al perder la capacidad de elongación el paso de sangre por venas y arterias se ve perjudicado, trayendo consecuencias sobre la salud. Por esa misma razón, es recomendable consumir alimentos ricos en vitamina E adecuados para tratar los problemas de circulación; asimismo el ajo es un alimento que trae múltiples beneficios para mantener la buena salud, este ameniza el correcto proceso circulatorio y es usado medicinalmente para eliminar las impurezas del fluido sanguíneo (y en otros casos como descongestionante de las vías respiratorias). Este también influye positivamente en el combate de infecciones  y la protección del corazón.

Cambios en los hábitos de vida

Es importante evaluar tus hábitos de vida, con el fin de poder corregir las malas costumbres poco saludables, un claro ejemplo de ello es el fumar, pues es un proceso que reduce la cantidad de oxígeno que ingresa al cuerpo, por lo cual la condición de mala circulación sólo empeorará. Es importante evitar malos hábitos de vida, para poder cuidar tu salud. Si tu deseo es mejorar un problema de circulación debes mantener tu estilo de vida enfocado en la realización periódica de ejercicios y  el predominio de una dieta rica en alimentos saludables. Recuerda que el mejor remedio es evitar la enfermedad, así que el cambio en algunos hábitos puede beneficiarte enormemente.

El estrés y la circulación

El estrés juega un rol fundamental en la aparición de problemas circulatorios, por esta razón debe ser monitoreado y controlado. Una buena manera de hacerlo es practicando un deporte o realizando actividades que impliquen la locomoción del cuerpo de forma activa. El estrés es un fenómeno que reduce la capacidad de expansión en los vasos, siendo este un desencadenante de enfermedades circulatorias.

Suplementos para una correcta circulación

Debemos tener en cuenta también la ingesta de suplementos especialmente fabricados para beneficiar y propiciar la correcta circulación. Por ejemplo, el consumo de vitaminas como la C, mejora y previene la rigidez de venas y arterias.

Otra vitamina importante a mencionar es la conocida coenzima Q10, esta presenta propiedades naturales antioxidantes, es decir, optimiza el proceso de utilización del oxigeno en el cuerpo aumentando paralelamente el flujo de sangre.

Alimentos naturales que mejoran la circulación

Ají o Chiles

La sustancia picante liberada por sus semillas impulsa la circulación, además fortalece vasos sanguíneos y arterias.

Cúrcuma

Contiene elementos antiinflamatorios, antisépticos y antioxidantes, beneficia también la fluidez de la sangre.

Sandía

Fruto rico en licopeno, este es un antioxidante natural que beneficia la circulación sanguínea pues evita la aparición de coágulos en las vías intravenosas.

Cítricos

La vitamina C contenida en ellas colabora al fortalecimiento de las paredes capilares, evita también el exceso de placas en la hemoglobina.

Tomate

Ricos también en licopeno, este antioxidante antes mencionado además de estimular la circulación puede ayudar en la prevención de problemas cardiacos.

Agua

Mantener el nivel inadecuado de hidratación ocasionará que la sangre tome una consistencia mucho más espesa, llegando a provocar incluso coágulos, así que el consumo de agua mejora la circulación sanguínea.

Nueces

Estas representan una rica fuente de tiamina, la cual logra mejorar el proceso circulatorio.

Jengibre

Este alimento perteneciente a la familia de las legumbres beneficia la absorción de nutrientes y oxígeno a nivel estomacal provocando que la sangre obtenga los minerales necesarios para circular adecuadamente.

By | 2014-10-17T22:56:00+00:00 octubre 17th, 2014|Ganancias|0 Comments

About the Author: