El arte de sanar con frutas.

Home/Ganancias/El arte de sanar con frutas.

El arte de sanar con frutas.

La frutoterapia está cada vez más difundida en el mundo occidental y se basa, como su nombre lo indica, en curarse de enfermedades y dolencias a través de la ingesta de ciertas frutas. Al consumirlas de la manera correcta se pueden convertir en una excelente alternativa natural. Conoce un poco más de qué se trata el “arte de sanar con frutas” en el siguiente artículo.

Características de la frutoterapia

Esta técnica se basa en el estudio de los componentes nutricionales y medicinales que tiene cada fruta, al analizar sus nutrientes esenciales, tales como las proteínas, las vitaminas, los oligoelementos y las sales minerales, entre otros. El objetivo principal es conseguir una alimentación más sana y una vida saludable, pero también, eliminar hábitos negativos y reducir las sustancias nocivas que consumimos a diario, tales como el “fast food”, los embutidos, los alimentos procesados, etc. Todo ello lo podemos sustituir por frutas frescas, zumos, licuados o batidos.

Hipócrates decía “que el alimento sea tu único medicamento”, siendo una evidencia de que no hace falta nada más para sentirnos bien. La técnica de la frutoterapia se utiliza desde hace mucho tiempo, aunque últimamente está teniendo más “prensa”. Se ha decidido tomar en serio la frutoterapia y analizarla como corresponde, para poder conocer las propiedades, bondades y características de cada fruta en particular.

Si bien todas las especies sirven para poder mantener una buena salud, también se ha descubierto que cada una tiene una función (o varias) diferentes, por lo que surten diversos efectos en el ser humano.

¿Qué fruta consumir para cada trastorno?

Ciruela: para el cansancio y la gripe
Cereza: para los problemas en la vesícula biliar
Coco: para la anemia, el agotamiento mental y los parásitos
Fresa: para el estreñimiento, la acidez estomacal, la hipertensión, el reumatismo y la diabetes
Guayaba: para la anemia, la hipertensión y las afecciones cardíacas
Limón: para la mala digestión, el colesterol alto, las infecciones y las defensas bajas
Mandarina: para las enfermedades respiratorias y las intoxicaciones
Manzana: para la mala circulación, el estreñimiento, el colesterol alto, la arterosclerosis y la obesidad
Melón: para problemas intestinales
Melocotón: para la diabetes, las infecciones y los padecimientos de la piel
Naranja: para la gripe
Pera: para regular los intestinos
Piña: para los parásitos intestinales, la cistitis, la bronquitis, el dolor de garganta y el resfrío
Toronja: para el colesterol alto, la retención de líquidos y quemar grasas
Uva: para la hipertensión, la anemia, limpiar la sangre y como antioxidante

Recetas saludables con frutas

Además de consumir las frutas crudas o solas (o bien en una ensalada como postre), también podemos aprovechar sus bondades mediante la preparación de zumos o licuados. Al mezclar más de una especie podemos aumentar los efectos positivos en nuestro cuerpo y tratar más a fondo una dolencia en particular:

Licúa el zumo de un limón con ¾ taza de frambuesas o fresas para subir tus defensas, además de mantener el sistema nervioso en buen estado y ser más resistente a las infecciones o enfermedades del invierno (como la gripe).

Licúa una guayaba con una toronja y un mango para tratar la sinusitis. Bebe de preferencia por la mañana. Todos los ingredientes de este licuado tienen propiedades descongestionantes para el organismo y a su vez permiten combatir las infecciones.

Procesa dos puñado de fresas con el zumo de dos naranjas para el resfriado. Bebe un vaso o taza tres veces a la semana. Este licuado ofrece propiedades depurativas y además gracias a su contenido en vitamina C te podrás recuperar más rápido de los resfriados y la gripe.

Consejos, recomendaciones y datos interesantes sobre la frutoterapia

Las frutas deben consumirse o bien antes o después de las comidas, nunca durante ellas

Para el desayuno se aconsejan las frutas ácidas, tales como la piña, la naranja o el limón

Para almorzar son preferibles las frutas que sean ricas en ácidos grasos como el aguacate

Para la cena, se recomiendan frutas dulces como la manzana o la pera

Si consumes frutas cítricas como naranja, pomelo o mandarina por la noche antes de ir a dormir, puedes perjudicar las células del hígado

No añadas azúcar a las frutas porque destruye las sustancias terapéuticas o nutritivas

No debes mezclar la piña con los ácidos lácteos ni con la naranja, porque esta combinación genera sustancias que pueden causar dolor de cabeza, lesiones en el páncreas o flatulencia.

El melón no es “compatible” con las frutas ácidas o la leche

Mezclar limón con sal baja los niveles de glóbulos rojos en la sangre

No es bueno tragar las semillas de las frutas ya que contienen ácido cianhídrico (cianuro), que no es perjudicial en bajas cantidades.

El tomate es considerado una fruta en esta terapia y se dice que tiene la capacidad de revitalizar a las personas que se someten a tratamientos de quimioterapia

Para poder regenerar el colágeno de la piel, consume kiwis por la mañana e higos por la tarde

Para combatir la osteoporosis bebe un zumo de higo mezclado con miel y leche

Para tratar la presión alta, nada mejor que el zumo de moras

Para prevenir problemas de próstata, se aconseja consumir una pera cortada en trozos mezclada con miel

Para eliminar los parásitos intestinales bebe un vaso de zumo de piña durante diez mañanas consecutivas (en ayunas)

Consumir un melón por la mañana ayuda al aparato digestivo y si lo ingieres de noche te servirá para bajar de peso

La mandarina es perfecta para eliminar los metales y plomo que cada día recibe el cuerpo debido a la contaminación ambiental.

By | 2014-05-19T16:33:50+00:00 mayo 19th, 2014|Ganancias|0 Comments

About the Author: