Ensalada de lechuga con pechuga de pollo

Home/ácido fólico, aguacate, Vitamina c/Ensalada de lechuga con pechuga de pollo

Ensalada de lechuga con pechuga de pollo

La lechuga tiene vitaminas A, del grupo B (B1, B2, B3, B9), C y E. Posee minerales como el magnesio, potasio, calcio, sodio, hierro o selenio. Tiene flavonoides que cuidan nuestro corazón, protegen al hígado, nos protegen ante enfermedades degenerativas y ante patógenos, protegen nuestro estómago de úlceras, entre algunas de sus funciones. Es una hortaliza que nos ayuda a eliminar los líquidos retenidos por su efecto diurético, por eso está indicada en casos de cistitis, cálculos renales,  hipertensión, obesidad, etc. La lechuga combate los radicales libres. Ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre. Favorece la expulsión de gases intestinales. Por su contenido en ácido fólico está recomendado durante el embarazo y lactancia. Nos ayuda a prevenir la osteoporosis. La lechuga es saciante, lo cual resulta especialmente beneficioso para personas que están haciendo dieta y que quieren adelgazar.

El aguacate es rico en ácido oleico (un tipo de ácido graso mono insaturado). Este tipo de ácido graso ayuda a controlar de manera adecuada nuestros niveles de colesterol. Es una fruta muy rica en fibra, por lo que ayuda a saciar nuestro apetito y a evitar el estreñimiento. Es rico en ácido fólico (imprescindible en el embarazo). Es rico en vitamina C (gran antioxidante). Es también rico en vitamina D (fundamental para la salud de los huesos).  Muy rico en vitamina E (otro potente antioxidante además de ser imprescindible para el organismo, principalmente a nivel neurológico y hematológico). Debido a que su pulpa posee un gran valor nutritivo es muy recomendado su consumo en las dietas vegetarianas.

El maíz es el único cereal en el que encontramos beta caroteno, a la par que aporta fibras, hidratos de carbono, y una interesantísima cantidad de vitaminas del grupo B (en particular B1 y B3).

Por este motivo principal, el maíz ayuda a metabolizar las grasas de manera mucho más rápida, a la par que mejora el tránsito intestinal (ideal en casos de estreñimiento), y reduciendo el colesterol alto.

Un tomate puede aportar alrededor del 40% del requerimiento diario de vitamina C. La vitamina C es un antioxidante natural que actúa contra el cáncer que causan los radicales libres. También contiene vitamina A y abundante potasio, así como hierro. El potasio juega un papel vital en el mantenimiento de la salud del nervio y el hierro es esencial para mantener la salud de la sangre. La vitamina K, que es esencial en la coagulación de la sangre y controla el sangrado es abundante en los tomates.

Ensalada de lechuga con pollo

INGREDIENTES

*100 gramos de pechuga de pollo ya cocida (grillada o hervida)
*1/2 aguacate pequeño
*1/2 tomate
*los granos de 1/2 mazorca de maíz
*1 puñado de hojas de lechuga
*1/2 cucharada de aceite de oliva
*el zumo de 1/2 limón pequeño
*sal a gusto.

1.-Para comenzar debemos lavar muy bien las hojas de lechuga y cortarlas en julianas finas, cortamos el jitomate en gajos o cubos, eso depende de como nos guste más, y mezclamos ambos ingredientes en un recipiente para preparar la ensalada.

2.-A continuación desgranamos la mazorca de maíz y añadimos sus granos ya hervidos a la ensalada. Posteriormente cortamos el pollo en cubos, puede ser pechuga sobrante de otra comida que haya sido hervida, grillada u horneada.

3.-Por último retiramos la pulpa de medio aguacate y la cortamos en tiras o gajos finos, agregamos al resto de los ingredientes y de inmediato añadimos el zumo de limón, el aceite y la sal.

 

By | 2015-11-20T23:47:11+00:00 noviembre 20th, 2015|ácido fólico, aguacate, Vitamina c|0 Comments

About the Author: