Las vitaminas y los minerales son sustancias esenciales para:

  • El metabolismo
  • El desarrollo y el crecimiento normal en los niños
  • Regulan diferentes funcionamiento de las células.
  • Participan en numerosas funciones vitales del organismo.

Las vitaminas y los minerales se obtienen de diversos alimentos; cada grupo de alimentos nos aportan diferentes propiedades.

 

La vitamina D y la vitamina K pueden ser sintetizadas por el organismo, aunque en pequeñas cantidades e insuficientes para cubrir las necesidades. Las “vitaminas” suplementadas contienen tanto vitaminas como minerales en dosis calculadas para compensar las deficiencias o para mejorar la salud.

Los nutrientes esenciales como: los hidratos de carbono, proteínas y grasas, se obtienen de los alimentos, lo mismo que las vitaminas y los minerales. La mayoría de médicos, creen que los suplementos no son necesarios para un adulto sano que coma una dieta balanceada y equilibrada. Se cree que es difícil obtener todos los nutrientes esenciales de la dieta, a causa de los métodos de conservación que existen, tales como: congelación, exposición a la luz y al aire y la manera de cocinar los alimentos destruye una gran proporción de vitaminas y minerales. Lo mejor, como casi siempre, es consultar con el médico la posible necesidad de suplementos vitamínicos en función de la dieta y de las características de cada persona.

 

¿Qué es una deficiencia vitamínica?
Es la falta de vitaminas en el organismo en la cantidad requerida. Esto puede ser ocasionado por diferentes situaciones:

  • si no se obtiene en cantidad suficiente de la alimentación (dietas de adelgazamiento, dietas muy restrictivas y en edad avanzada).
  • si aumentan las necesidades nutricionales habituales (embarazo, lactancia).
  • Si existe incapacidad de absorción de vitaminas a partir de los alimentos que se comen (enfermedades digestivas, cirugía gástrica o en resección intestinal).

Una deficiencia puede conducir a una enfermedad importante, por ejemplo el raquitismo en niños por deficiencia de vitamina D, cuya solución es el suplemento vitamínico de la vitamina.
“Una alimentación variada en fruta y vegetales, cereales, legumbres, leche y derivados, carne y pescado es más que suficiente para obtener todas las vitaminas que se necesitan”