Los postres más ligeros, saciantes y saludables.

Home/Ganancias/Los postres más ligeros, saciantes y saludables.

Los postres más ligeros, saciantes y saludables.

Los postres suelen tener mala fama por engordar o empeorar las digestiones, y sin embargo son unas de nuestras más grandes tentaciones en las comidas.

En este artículo te explicamos algunos postres que puedes preparar sin grandes complicaciones y son alternativas ligeras a otros postres no tan saludables.

Fruta: ¿sí o no?

Algunas personas creen que es más sano tomar como postre una fruta, pero eso no siempre es así, ya que algunas frutas empeoran la digestión, fermentan y causan flatulencias, empeorando la asimilación de la comida y también ocasionando que nos engorden mucho más que si las hubiéramos tomado en otro momento.

Frutas que debemos evitar como postre:

Frutas ácidas: Naranja, mandarina, pomelo.
Frutas dulces: Fresas, uvas, melocotón, albaricoque, melón, sandía, etc.
Estas frutas las podemos tomar a media mañana o a media tarde, o bien una hora antes de la comida.

Tampoco es saludable la famosa macedonia o ensalada de frutas, ya que suele llevar algunas de éstas que hemos mencionado y en muchos casos también suele añadirse jugo de naranja, lo cual empeora todavía más la mezcla.

Por otro lado, hay dos frutas que se consideran neutras y por lo tanto se pueden tomar como postre o incluso mezcladas con la comida:

Manzana
Pera

Finalmente, hay dos frutas que podemos comer junto con la comida siempre y cuándo no hayamos comido féculas o cereales, es decir, cuando nuestra comida se haya basado exclusivamente en vegetal (ensaladas, cremas, gazpacho, verduras, etc.) y proteína animal (carne, pescado, huevo):

Papaya
Piña

Estas dos frutas, que tienen enzimas que nos facilitan la digestión de la proteína, las evitaremos si hemos comido, por ejemplo, pan, pasta, patata, etc.

Los postres lácteos

Otra gran duda es si podemos tomar como postre un derivado lácteo.

La leche la desaconsejamos por completo, ya que es difícil de digerir incluso sola

Los quesos pueden ser un buen postre si los comemos con moderación, evitando otros alimentos demasiado salados

Las cremas de leche, nata y de pastelería suelen resultar indigestas y engordan fácilmente, por lo que las reservaremos mejor para tomar a media tarde o en el desayuno.

El yogur no es tampoco una buena opción, aunque dependerá en gran medida de nuestra tolerancia y asimilación de la lactosa.

Gelatinas de agar agar

El agar agar es una alga con propiedades beneficiosas para la salud y que además podemos usar como gelatina en la cocina.

Para cocinarlo añadiremos el agar agar en polvo (aproximadamente 10 gramos por litro) al líquido que queramos cuajar cuando éste todavía esté frío. Pondremos a fuego lento e iremos removiendo. Cuando empiece a hervir, seguiremos removiendo lentamente durante uno o dos minutos, apagaremos el fuego y ya podremos servir en un recipiente. Cuando esté a temperatura ambiente, que todavía estará líquido, guardaremos en la nevera.

¿De qué podemos hacer las gelatinas?

De manzana o de pera hervida con canela
De bebidas vegetales con cúrcuma y vainilla
De piña o de papaya batida
De diferentes tipos de chocolate
De café

También se pueden hacer combinaciones, cuajando primeramente una parte y cuando ya esté fría, añadiendo otra gelatina diferente. De esta manera conseguiremos resultados deliciosos y muy originales.

Carpaccio de frutas

Con las frutas que hemos señalado como saludables para tomar como postre podemos preparar una receta muy ligera y sofisticada. Cortaremos la fruta elegida en lonchas lo más finas posibles.

Después le podemos añadir un poco de yogur, chocolate caliente, canela, menta fresca o bien flambearlo con algún licor.

En este postre será fundamental una buena presentación.

Manzanas al horno

Las manzanas al horno se pueden preparar de manera un poco más elegante para que sean un postre apetecicle y muy saciante.

Podemos rellenar las manzanas con frutos secos, coco rallado, piel de naranja rallada, y bañarlas en miel. El resultado serán unas manzanas muy aromáticas y sabrosas.

Peras al mosto especiado

Podemos conocer la receta famosa de peras al vino, pero en este caso presentamos una receta más ligera y saludable, apta para abstemios. En vez de hervir las peras en vino lo haremos en mosto (jugo de uva), al cual le añadiremos algunas especias para aromatizar: canela, cardamomo, anís estrellado, jengibre, etc. Lo presentaremos en copas.

By | 2014-09-08T17:40:23+00:00 septiembre 8th, 2014|Ganancias|0 Comments

About the Author: