Niacina

La vitamina B3 es necesaria para la buena circulación y la salud de la piel. Contribuye al funcionamiento del sistema nervioso, al metabolismo de los carbohidratos, las grasas y las proteínas, y a la producción de ácido clorhídrico para el sistema digestivo. Interviene en la secreción normal de bilis y fluidos estomacales, así como también en la síntesis de hormonas sexuales. La niacina reduce los niveles de colesterol y mejora la circulación. Es beneficiosa para la memoria, la esquizofrenia y otras enfermedades mentales.

La pelagra es una enfermedad producida por la deficiencia de niacina. Algunos síntomas de deficiencia de niacina son: aftas, demencia, depresión, diarrea, vahídos, fatiga, halitosis o mal aliento, dolores de cabeza, indigestión, insomnio, dolor en las extremidades, pérdida del apetito, bajo nivel de azúcar sanguíneo, debilidad muscular, erupciones cutáneas e inflamaciones.

Entre las fuentes de niacina y niacinamida están: hígado de res, levadura de cerveza, brócoli, zanahoria, queso, harina de maíz, huevos, pescado, papa, cerdo, tomate, germen de trigo, trigo integral. Entre las hierbas: alfalfa, manzanilla, perejil, hierbabuena, hoja de frambuesa.

Tras ingerir suplementos de niacina se puede presentar un enrojecimiento que suele ser inocuo, así como erupción cutánea y sensación de hormigueo.

niacina-vitamina-b3-1-728

By | 2017-03-29T22:46:37+00:00 marzo 29th, 2017|B3, circulación, colesterol, grasas, hígado, niacina, piel, Proteínas|0 Comments

About the Author: