Pescado, alimento vital durante lactancia.

Home/Ganancias/Pescado, alimento vital durante lactancia.

Pescado, alimento vital durante lactancia.

Las mujeres embarazadas o que estén amamantando deberían aumentar su consumo semanal de pescado, siempre y cuando tenga un bajo contenido de mercurio, según el nuevo consejo publicado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EU y la Agencia de Protección Ambiental (EPA)

Las dos agencias recomiendan que las mujeres coman un mínimo de ocho onzas (227 gramos) y un máximo de 12 onzas (340 gramos) a la semana de pescado bajo en mercurio, para respaldar el crecimiento y el desarrollo del feto. Es decir, lo equivalente a dos o tres porciones.

Los niños pequeños y las mujeres que podrían quedar embarazadas también deberían comer una cantidad similar de pescado cada semana, afirman las agencias.

¡Cuida la cantidad de mercurio!

“Durante años muchas mujeres han limitado o evitado el consumo de pescado durante el embarazo o dar de comer pescado a sus hijos pequeños”, dijo el doctor Stephen Ostroff, científico jefe en funciones de la FDA.

“Pero la ciencia emergente nos dice ahora que limitar o evitar el consumo de pescado durante el embarazo y la primera infancia puede significar que se dejen de incorporar nutrientes importantes que pueden tener un impacto positivo sobre el crecimiento y el desarrollo, además de sobre la salud general”.

Elizabeth Southerland, directora de la Oficina del Agua de la EPA, añade que “ahora hay evidencias significativas de que el consumo de pescado puede beneficiar al crecimiento y al desarrollo del feto y de los niños pequeños incluso en el caso de que el pescado contenga metilmercurio, y que es mucho más probable que se produzca este efecto beneficioso que los daños a partir del metilmercurio”.

El pescado contiene nutrientes importantes para el desarrollo de los fetos, los bebés que están siendo amamantados y los niños pequeños, según la FDA.

La FDA considera que el pescado y el marisco son una parte importante de una dieta sana, porque contienen proteínas de gran calidad y otros nutrientes necesarios, contienen un contenido bajo de grasa saturada y cuentan con ácidos grasos omega 3.

Una dieta equilibrada que incluya una variedad de pescado y marisco puede mejorar la salud cardiaca y el crecimiento y el desarrollo adecuados de los niños.

La FDA y los CDC advierten a las mujeres embarazadas o que estén amamantando que eviten cuatro tipos de pescado asociados con unos niveles altos de mercurio. El tiburón, el pez espada, la macarela reina (caballa real) y el blanquillo, pescados en el Golfo de México.

Además, el consumo de atún blanco debería limitarse a 6 onzas (170 gramos) a la semana.

El pescado recomendado con una cantidad menor de mercurio incluye los camarones, el abadejo, el salmón, el atún claro enlatado, la tilapia, el bagre y el bacalao.

By | 2014-06-16T17:10:11+00:00 junio 16th, 2014|Ganancias|0 Comments

About the Author: