Usos del café como tratamiento de belleza.

Home/Ganancias/Usos del café como tratamiento de belleza.

Usos del café como tratamiento de belleza.

Existen voces a favor y en contra de esta bebida tan popular en todo el mundo. Algunos indican que es buena para la salud y otros que todo lo contrario. Sin embargo, en el caso del uso tópico (o externo) del café, nadie puede dudar que se trata de un gran aliado. Es por ello que se usa en le estética femenina formando parte de tratamientos, cremas y lociones. Conoce las bondades del café para la estética en el siguiente artículo.

Propiedades del café

Una de las bebidas más consumidas del mundo, motivo de encuentro entre amigos, de charla después de la cena, de despertar por la mañana o de un descanso en el trabajo, también tiene otras propiedades en nuestro cuerpo. Por contener una alta dosis de cafeína, estimula la quema de grasas, por lo que reduce kilos y tallas y elimina la celulitis.

Para el uso externo, el café es un exfoliante natural muy eficaz, ya que los granos molidos estimulan la renovación celular; tiene un efecto antiinflamatorio que calma la piel cuando está irritada o enrojecida; posee un efecto astringente, que elimina los malos olores y a la vez promueve una limpieza profunda y es un antioxidante natural que protege a la piel de los nocivos efectos de los radicales libres, que causan envejecimiento prematuro.

Algunos indican que se deben consumir tres tazas de café por día (unos 500 mg de cafeína), para estimular la concentración, la atención, el aprendizaje y la memoria. Se dice que combate la depresión y quita la somnolencia, da más energía y sensación de felicidad.

En la industria de la estética, el café es utilizado para mejorar el aspecto, sobre todo femenino. Algunos productos o tratamientos de belleza tienen entre sus ingredientes principales las semillas de café, las cuáles sirven para reafirmar, reducir y definir las curvas. En ciertos centros de estética se ofrece la “caféterapia”, que revitaliza la piel mediante un peeling blanqueador usando una máscara facial a base de café. Sirve para la limpieza, dermoabrasión, exfoliación, etc. El resultado es una piel más fresca, hidratada, joven y suave.

Café y celulitis

La mayor parte de los tratamientos que tienen como componente principal al café se usan para tratar un problema que afecta a la gran mayoría (por no decir a todas) las mujeres del mundo: la celulitis. El café tiene propiedades únicas para eliminar la tan odiada “piel de naranja”, debido a la cafeína, que permite más fácilmente romper las celdas de grasa que se acumulan en la piel, así como también reactivar la circulación, aumentar los niveles de moléculas “quemadoras de grasas”, tener un efecto lipolítico magnífico, etc. Por ello es que el café es un anticelulítico por excelencia.

Muchos geles reductores que se consiguen en las tiendas tienen café entre sus ingredientes. Sin embargo, vale la pena destacar que la cafeína por si sola no hace milagros, se necesitan otros factores, tales como: constancia, compromiso, ejercicio, buena alimentación y 2 litros de agua al día.

Si no deseas adquirir estos productos, puedes crear en casa un anticelulítico de café de manera fácil y rápida. Recoge los restos de café cuando ya no bebes más y aplica directamente en los muslos, glúteos, abdomen, brazos, etc, es decir en aquellas zonas donde tienes celulitis. Siempre con movimientos circulares ascendentes, para activar la circulación y de a poco irás dejando de lado esos pocitos tan desagradables. Otra opción es moler los granos y aplicar con un poco de agua, tapar con papel film unos minutos para que absorba y luego aclarar.

El café elimina las ojeras

Además de las propiedades que se mencionaron anteriormente, está comprobado que el café tiene muy buenos resultados en las personas con ojeras y manchas negras debajo de los ojos, siendo un aliado perfecto para lucir mucho más bonita.

La razón es la misma por la cuál es excelente para eliminar la celulitis: ya que activa la circulación sanguínea. Justamente, las ojeras aparecen en el rostro debido a que la sangre no puede “moverse” libremente, ya sea por falta de sueño, bebidas alcohólicas, mala alimentación, exceso de trabajo, etc.

La cafeína te servirá para descongestionar la zona. Puedes preparar compresas de café y aplicar debajo de los ojos (o en el ojo cerrado), durante algunos minutos. Aprovecha para descansar un poco, tomar un baño caliente, escuchar música reconfortante, etc. En el mercado hay varios productos “antiojeras” cuyo elemento principal es la cafeína.

Café como exfoliante corporal

La aplicación del café molido en el cuerpo sirve para eliminar las células muertas, mediante diferentes “peelings”. Es usado tanto para mascarillas faciales como corporales, muy sencillas de elaborar y con resultados maravillosos. Sólo tienes que realizar masajes circulares en la piel para dejarla mucho más suave, brillante y limpia.

Una buena receta de mascarilla casera de café se realiza mezclando dos cucharadas de yogur natural, una de azúcar morena y una de café molido. Aplica de forma ascendente y circular sobre la piel, deja actuar entre 15 y 20 minutos y retira con agua tibia. Luego no olvides de humectar con cualquier crema que desees, sea nutritiva o hidratante, casera también o comprada.

Así que, ya lo sabes, no arrojes a la basura el café cuando terminas de usarlo y queda en el filtro. Aprovéchalo para reducir la celulitis y las ojeras, eliminar la piel muerta, exfoliar el rostro y verte mucho más bonita.

By | 2014-07-14T16:21:25+00:00 Julio 14th, 2014|Ganancias|0 Comments

About the Author: