6 Alimentos que producen celulitis.

Home/Ganancias/6 Alimentos que producen celulitis.

6 Alimentos que producen celulitis.

Para combatir la celulitis debemos alimentarnos de manera equilibrada, beber agua, hacer ejercicio, aplicarnos cremas anticelulíticas, etc. Existen muchos consejos, pero tan importante como lo que debemos hacer es conocer los alimentos que la provocan.

A continuación te explicamos cuáles son los alimentos que deberías eliminar de tu dieta para evitar la aparición de la celulitis o para reducirla.

Azúcar blanco

El azúcar blanco no nos aporta ningún nutriente y muchos nutricionistas lo consideran hoy en día un veneno. Contiene las llamadas calorías vacías, que además contribuyen a la aparición de la celulitis y el sobrepeso, son un factor de riesgo para desarrollar diabetes tipo 2 y pueden dañar tus dientes. Además, el azúcar blanco acidifica nuestra sangre y nos desmineraliza, robándonos minerales como el calcio y dejando nuestros dientes y huesos cada vez más débiles.

Presentamos algunas alternativas saludables al azúcar blanco:

Azúcar moreno
Panela
Miel de abeja
Miel de caña
Sirope de arce
Sirope de agave
Melazas de cereales (de arroz, de cebada, etc.)
Siropes naturales de fruta (de manzana, de pera, etc.)

Sal refinada o sal de mesa

Es importante evitar especialmente en nuestra dieta la sal de mesa, ya que es una sal refinada que sólo contiene cloruro sódico y provoca retención de líquidos y mala circulación, lo cual provoca también celulitis. Mucho más saludable es elegir la sal marina o sal del Himalaya, ricas en minerales y oligoelementos, necesaria en pequeñas cantidades para nuestro organismo.

Otra alternativa que no sólo no causa retención de líquidos si no que nos ayuda a eliminar su exceso es el uso de agua de mar en la cocina. La podemos comprar en herbolarios y dietéticas, e incluso en algunos supermercados, y la podremos usar en guisos, sopas o cada vez que queramos hervir pasta o arroz.

Alimentos fritos

Los alimentos fritos tienen un alto contenido en grasas y además, en muchos casos, de mala calidad. Cuando calentamos las grasas a demasiada temperatura éstas generan sustancias tóxicas que nuestro organismo tiende a acumular en zonas alejadas a los órganos vitales para evitar riesgos. Recomendamos optar por cocinar a la plancha, al vapor, al horno, en salteados, al wok, etc.

Bebidas alcohólicas

Las bebidas alcohólicas no producen celulitis directamente, pero en cambio sí que causan una constricción de los vasos sanguíneos en la piel, lo cual agrava la situación. Además de ser “calorías vacías”, que engordan y no aportan nutrientes, ya que al metabolizarse se transforman en azúcar, las bebidas alcohólicas también favorecen la retención de líquidos y un aumento de los depósitos de grasa en determinadas zonas (muslos, brazos, abdomen y glúteos). En vez de las bebidas alcohólicas proponemos jugos naturales, infusiones o, en su defecto, simplemente agua.

Alimentos refinados

Los alimentos elaborados con harinas blancas refinadas no se digieren bien y provocan la acumulación de toxinas en nuestro organismo, que pueden convertirse en celulitis, impurezas en la piel, etc. Además, causan estreñimiento. Por eso recomendamos evitar el pan y las harinas blancas, y optar por todo integral: el arroz, la pasta, etc. Incluso lo que cocinemos en casa podemos elaborarlo con harina integral.

Por otro lado, aunque consumamos carbohidratos integrales, también es importante no abusar de ellos, ya que nos aportan una energía que si no gastamos se convertirá en reserva. Lo ideal es que diariamente consumamos cantidades equilibradas de cereal integral, frutas, verduras y proteína (de origen animal y/o vegetal).

Comida basura

La comida basura en general (bollería, hamburguesas, patatas fritas, sanwiches, salsas, precocinados, etc.) reúne la mayoría de ingredientes perjudiciales para la celulitis. Contiene harinas refinadas, azúcares, sal refinada y grasas trans, que son altamente dañinas para nuestro organismo, y se ha demostrado que elevan el riesgo de sufrir enfermedades coronarias. Con estos componentes, el cuerpo no sólo no recibe nutrientes si no que lo envía directamente a las “reservas”, es decir, como acúmulos de grasa y celulitis.

Además, estas comidas son lo contrario a la comida saciante, necesitas grandes cantidades para tener suficiente, y además, debido a la cantidad de sal, azúcar y saborizantes artificiales que tienen, causan efectos adictivos que hacen que comamos más cantidad. Esto nos suele llevar al sobrepeso, el cual facilita la aparición de la celulitis.

By | 2014-08-11T16:50:40+00:00 agosto 11th, 2014|Ganancias|0 Comments

About the Author: