En últimas fechas se ha investigado cada vez más acerca de los beneficios del aceite de coco, gracias en gran parte a la fama que ha tomado a lo largo del mundo.

De acuerdo con Tom Brenna, profesor de ciencias de la nutrición de la Cornell University’s College of Human Ecology, el aceite de coco tiene algunas ventajas sobre otros tipos de grasas saturadas, ya que es rico en tocotrienol (vitamina E).

Si bien el viejo aceite de coco que era refinado, desodorizado y blanqueado provoca aumentos rápidos y poco saludables de colesterol, no hay evidencia de que suceda lo mismo con la versión virgen, disponible hoy en día, el cual de hecho tiene propiedades prometedoras”, afirma.

Aunque la investigación avanza a paso lento, encontramos interesantes resultados de los beneficios del aceite de coco que queremos compartirte para que le des la oportunidad de incluirlo en tu dieta.

  1. Impulsa el colesterol bueno. Walter C. Willett, médico de la Harvard School of Public Health, indica que este aceite parece ser especialmente bueno para impulsar el colesterol “bueno” HDL, lo que hace menos perjudicial su contenido de grasa saturada.
  2. Da energía. Información publicada por la NYU Langone Medical Center indica que la mayoría de las grasas saturadas del aceite de coco son de la variedad de cadena media, éstas son utilizadas rápidamente por el cuerpo para producir energía.
  3. Ayuda a bajar de peso. Melina Jampolis, especialista médico en nutrición, indica que los triglicéridos de cadena media de este aceite se metabolizan rápidamente por el hígado, por lo que son menos propensos a ser almacenados como grasa corporal, lo que beneficia la pérdida de peso.
  4. Contra daños del cabello. Utilizar este aceite ayuda a combatir el daño que sufre por ser peinado, esto puede deberse a la relativa alta afinidad con la proteína del cabello y a su capacidad para penetrar profundamente en el eje de cada pelo, indica un estudio publicado por la Society of Cosmetic Chemists. Aplicarlo como mascarilla puede ayudarte a que te crezca el pelo más rápido, déjalo unos minutos o si lo prefieres toda la noche.
  5. Es antimicrobiano. Cuando se consume por los seres humanos, el aceite de coco altera la membrana lipídica de las bacterias y virus; mata a los patógenos sin dañar el anfitrión o dañar las bacterias intestinales que promueven la salud, se indica en un artículo de la American Society for Nutrition.
  6. Te ayuda en la cocina. Penny Kris-Etherton, investigadora de nutrición cardiovascular de la Penn State University, afirma que el aceite de coco es una mejor opción que la mantequilla y las grasas trans para freír los alimentos.
  7. Al ser rica en antioxidantes naturales también funciona como un tratamiento antienvejecimiento para la piel, ayudando a retrasar y prevenir las arrugas y la flacidez.
  8. Un endulzante natural. Sustituye el azúcar de tu taza añadiendo un poco de aceite de coco derretido. Así conseguirás añadir dulzor y un toque de sabor y grasas buenas. Si el aceite está demasiado sólido, mantén el bote bajo agua caliente unos segundos y se volverá líquido.

Es importante que conozcas que el aceite de coco contiene grasas saturadas, las cuales en exceso son perjudiciales para el organismo. Por lo mismo es conveniente que no abuses de su consumo y que consultes con un especialista las cantidades que puedes consumir dependiendo de tu cuerpo.

La conclusión es que la moderación es la clave.

“Diría que mientras menos, mejor. Por otro lado, si ocasionalmente come una pequeña cantidad, es probable que eso no tenga un gran efecto negativo sobre la salud. Sin embargo, a quienes lo consumen para intentar mejorar su salud, les diría que probablemente no sea buena idea”, concluye el Dr. Hensrud.

 

Natalie Halpern. (2019). ¿Es el aceite de coco perfecto, veneno o algo intermedio?. 2019, de Clinica Mayo Sitio web: https://newsnetwork.mayoclinic.org/discussion/el-minuto-de-mayo-clinic-es-el-aceite-de-coco-perfecto-veneno-o-algo-intermedio/