Una alergia es una reacción inadecuada del sistema inmunológico a una sustancia que generalmente no es perjudicial. El sistema inmunológico es un mecanismo de defensa sumamente complejo que nos ayuda a combatir las infecciones identificando a los “invasores extraños”  y movilizando a los glóbulos blancos del organismo para que los ataque. En algunas personas el sistema inmunológico toma erróneamente una sustancia inocua por un invasor, y los glóbulos blancos presentan una reacción exagerada que le hace más daño al organismo que el mismo invasor. Así, la reacción alérgica se convierte en una enfermedad en sí misma. Entre las reacciones más comunes  están congestión nasal, tos, respiración silbante o asmática, picazón, urticaria y otra clase de sarpullidos, dolor de cabeza y fatiga.

Las sustancias que provocan reacciones alérgicas se denominan alérgenos. Aunque prácticamente cualquier sustancia puede producirle una reacción alérgica a algunas personas en algún lugar del mundo, los alérgenos más comunes son: polen, polvo, algunos metales (en especial el níquel), algunos cosméticos, lanolina, pelo de animal, ponzoña de insecto, algunos medicamentos (como penicilina y aspirina), y químicos de jabones y jabones en polvo.

Mucha gente es alérgica al moho. El moho es un organismo microscópico, ni animal ni insecto, que se desarrolla donde ninguna otra forma de vida puede hacerlo. El moho vive en todos los rincones de las casas: debajo del lavaplatos, en el baño, en el sótano, en el refrigerador y en cualquier otro sitio húmedo y oscuro. También vive en el aire, en el suelo, en las hojas muertas y en otras clases de materia orgánica. Puede ser destructivo, pero también puede ser beneficioso. Ayuda a elaborar queso, a fertilizar los jardines, y acelera la descomposición de desperdicios y hojas muertas. La penicilina se extrae de mohos.

El viento transporta las esporas del moho, las cuales abundan en verano y a principios de otoño. En climas cálidos los mohos se desarrollan todo el año. Cortar el césped, recoger cosechas o caminar entre vegetación alta puede provocar una reacción.

Los alimentos también pueden provocar reacciones alérgicas. Entre los alimentos alergenicos más comunes están: chocolate, productos lácteos, huevos, mariscos, fresas y trigo. Alergia a los alimentos e intolerancia a los alimentos son dos cosas distintas. La persona con intolerancia a un alimento no lo puede digerir ni procesar correctamente debido, casi siempre, a la falta de una o más enzimas. En cambio una alergia alimentaria se presenta cuando el sistema inmunológico del individuo produce anticuerpos contra el alimento ingerido. Sin embargo, la intolerancia a algún alimento puede llevar a alguna alergia cuando partículas no digeridas de ese alimento entran al torrente sanguíneo y producen una reacción.

Algunas alergias alimentarias se presentan tan pronto como la persona empieza a masticar. Los alimentos altamente alergenicos  son fáciles de identificar y de eliminar de la dieta. Una tos o cosquilleo irritante en la garganta puede ser señal de que existe una alergia alimentaria.

Nadie sabe porque algunas personas son alérgicas a determinadas sustancias. No obstante, las alergias son muy comunes en algunas familias, y se cree que los bebes que no son alimentados con leche materna son más propensos a ellas. También es posible que el problema tenga componentes emocionales; en especial cuando el sistema inmunológico no funciona bien, el estrés y la ira suelen contribuir a las alergias.

Evite los siguientes alimentos mientras no haya determinado si es alérgico a ellos: banana, carne de res, cafeína, chocolate, frutas cítricas, productos lácteos, huevos, maní, alimentos procesados, salmón, fresas, ostras, trigo y arroz blanco.

Agregue a su dieta, buenas dosis de calcio y magnesio, vitaminas del complejo B, Q-10, Pantotenico, B12, Vitamina C, Bioflavonoides, Carotenoides, Potasio, Vitamina A, Vitamina E y Zinc.

Mantenga las habitaciones de su casa libres de polvo y utilice un deshumidificador en el sótano. No fume y evite los ambientes donde hay humo de cigarrillo.