Áloe, de nombre común áloe, sábila o acíbar, entre otros, es un género de plantas suculentas de la familia Asphodelaceae.

La sábila es una planta medicinal que tiene innumerables aplicaciones que benefician a nuestra piel y a otros tejidos. Podemos aplicar la pulpa directamente sobre una quemadura, utilizar remedios con sábila para el cabello que nos ayuden a eliminar la caspa, comprar una crema facial de áloe vera o tomar áloe vera en zumo. Esta planta medicinal puede con todo. Es una de las más famosas gracias a los beneficios que tiene para la salud, la belleza y el hogar. Su contenido nutricional es extenso, ya que es rica en vitamina A, C, E, B1, B2, B3, B6 y B12; y también en ácido fólico y minerales como calcio, magnesio, selenio,  zinc y fosfato entre otros.

Beneficios:

  1. Desinfectante de manos: La sábila funciona como un excelente desinfectante de manos. Basta con aplicar la sábila por vía tópica en las manos y tendrás un protector contra todas las amenazas invisibles.
  2. Ayuda para el pelo: La sábila es realmente beneficiosa para el pelo. Nos ayuda a mantenerlo hidratado y reestructura las puntas, pero también ayuda a equilibrar la grasa y, por tanto, contribuye a que nuestro cabello esté limpio durante más tiempo. Por estas razones, es un ingrediente perfecto para los shampoo, tanto de pelos grasos como secos. De hecho, es recomendable para cualquier tipo de cabello. Asimismo, esta planta resulta muy eficaz para prevenir y combatir la caída del cabello y contra la caspa y mejor aun es que podremos preparar nosotros mismos mascarillas capilares caseras.
  3. Mejora nuestro sistema inmunológico: Si fuera poco, las propiedades anti-inflamatorias halladas en la savia de sábila pueden ayudar a reducir irritaciones de la piel, dolor e inflamaciones relacionadas a alergias.
  4. Ayuda en la pérdida de peso: Al aligerar la carga tóxica en nuestro cuerpo dándonos más energía. Al ser una planta con textura gelatinosa ayuda en la desintoxicación del cuerpo, a través del tracto intestinal absorbiendo toxinas y desechos.
  5. Es depurativa, desintoxicante y favorece la digestión. También mantiene la flora intestinal sana y ayuda a disminuir las bacterias dañinas en nuestro intestino, es eficaz para atacar las bacterias que producen las úlceras estomacales, entre otros.
  6. Para el asma: La sábila funciona como un buen antihistamínico y actúa como dilatador de los bronquios. Es ideal para tratar problemas respiratorios y reduce notablemente el asma.
  7. Remueve el maquillaje del rostro: La sábila es una forma natural de remover el maquillaje de la piel, pues no contiene químicos e hidrata la piel al mismo tiempo que alivia la irritación provocada por las sustancias del maquillaje.
  8. Mejora las defensas: Sus agentes antisépticos son ideales para desinfectar la piel, favoreciendo la eliminación de células muertas para que la piel se vea más joven y saludable. Es ideal para reducir las cicatrices, calma el dolor de las quemaduras, suaviza, calma irritaciones, cura el acné, mejora el flujo sanguíneo, entre otros.
  9. Calma irritaciones en la piel: Su aplicación tópica proporciona un alivio rápido de la comezón y las quemaduras asociadas con a quemaduras por exposición solar prolongada, en el tratamiento de la psoriasis, dermatitis y mucositis oral, ayudando a regenerar la piel, siendo considerado inclusive como un remedio casero para las quemaduras.
  10. Disminuye la grasa: Contiene 22 aminoácidos, de los cuales 8 son infaltables para el organismo. Sus propiedades depurativas son ideales para limpiar el organismo de todo lo que no necesita y además ayuda a eliminar la grasa que se acumula en ciertas partes de nuestro cuerpo.
  11. Diabetes: Investigaciones han llegado a la conclusión que esta planta tiene propiedades que regulan la glucosa del organismo y por eso ha sido considerada como un antidiabético. Tiene propiedades que ayudan a reducir el colesterol y mejoran la circulación.